CARBOXITERAPIA

 USOS:

Eliminar estrías y ojeras oscuras.
Combatir el envejecimiento corporal y facial, la flacidez y las micro-venas varicosas.

 SESIONES:

Un mínimo de 5 sesiones una o dos veces por semana

DURACIÓN:

20 -60 minutos

RECOMENDACIONES:

Realizar ejercicio y tener una dieta sana

La carboxiterapia es un tratamiento cosmético y no quirúrgico de vanguardia que se ha convertido en un verdadero aliado de la belleza natural. Consiste en la inyección de Dióxido de Carbono (CO2) en los tejidos sub-cutáneos a través de pequeñas agujas, y puede aplicarse de forma aislada o en combinación con otros procedimientos como la mesoterapia. Gracias a esta técnica es posible mejorar la función celular, tener más elasticidad, aumentar la producción de colágeno e incrementar la microcirculación de la zona, entre otros logros.

 

Esta innovadora técnica se utiliza para sanar o combatir el exceso de grasa en el cuerpo, como también la celulitis, el envejecimiento corporal y facial, la flacidez y las micro-venas varicosas. Además, puede reducir las cicatrices y las estrías. También es empleada como tratamiento posoperatorio de la liposucción u otras cirugías estéticas, para así corregir irregularidades de la piel, prevenir fibrosis y mejorar los resultados del quirófano. Como resultado, pues, se obtienen tejidos mucho más firmes, una menor cantidad de células grasas y un rejuvenecimiento de la zona tratada en general.

 

La carboxiterapia es, asimismo, una buena alternativa para mejorar la piel del rostro y del resto del cuerpo sin que nadie más lo note. No es un tratamiento únicamente diseñado para mujeres, por lo que cada vez más hombres deciden beneficiarse de sus grandes resultados. Al tratarse de sesiones progresivas, podrás seguir con tu día a día habitual sin que nadie se dé cuenta. Las estrías, la celulitis, la flacidez de la piel (en especial en el cuello, el escote, la cara, los brazos, los muslos y las rodillas) y las ojeras son las principales indicaciones de esta técnica.

 

Suele requerir, por lo general, de dieciséis a veinte sesiones de tratamiento, dependiendo del área que deba tratarse y la meta planteada por el paciente. No es una ciencia exacta, por lo que los resultados pueden variar en cada caso y, evidentemente, se pueden necesitar más o menos sesiones. Después de la quinta sesión ya se puede notar una mejoría general, y entre la octava y la décima semana de tratamiento ya hay mucha más firmeza en la zona. Las inyecciones suelen durar entre 15 y 60 minutos aproximadamente y se realizan una o dos veces por semana.

Al utilizar CO2, que no es tóxico incluso en dosis altas, la carboxiterapia no presenta ningún efecto secundario. Algunos pacientes pueden notar sensación de hormigueo o molestias en la zona tratada, pero desaparece a los pocos minutos después del tratamiento. Pueden aparecer pequeños hematomas que también se desvanecen con el tiempo y se pueden camuflar, hasta entonces, con la propia ropa.

 

¿Cuánto pueden durar los resultados de la carboxiterpia?

Depende de varios factores. Una vez se ha conseguido la meta deseada, los resultados deberían ser permanentes, a menos que se hayan generado nuevas anomalías estéticas en la zona durante el tratamiento. En el caso concreto de la celulitis, la flacidez y la reducción de depósitos de grasa, es el estilo de vida del paciente lo que marcará la diferencia. Para mantener los resultados a largo plazo, es preciso seguir un programa de ejercicios y una dieta sana. Si la alimentación no es buena y predomina el sedentarismo, el problema ya resuelto volverá a surgir con el tiempo.

HA LLEGADO EL MOMENTO DE SENTIRSE BIEN

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies