HILOS TENSORES

 USOS:

Diseñados para eliminar la flacidez del tercio inferior de la cara, mejorar la línea mandibular, la línea marioneta, etc. y la elavación de las cejas.

 SESIONES:

Efecto de larga duración, de hasta 18 meses.

DURACIÓN:

1 hora en una única sesión

RECOMENDACIONES:

Resultado immediato tras la sesión

Flacidez en las mejillas, pérdida de definición de la mandíbula, la caída del cuello y las cejas… Son efectos del paso de los años que desvalorizan nuestro rostro y lo convierten en menos atractivo y falto de esa apariencia juvenil que siempre lo había caracterizado. La colocación de hilos y vitaminas tensoras es una nueva técnica no invasiva que consigue un efecto más suave que un lifting quirúrgico, pero más natural. Para conseguirlo, utilizamos lo hilos tensores, un tratamiento con un doble efecto: lift y regeneración de colágeno.

 

El objetivo principal de los hilos tensores es, pues, crear un efecto lifting de forma poco invasiva. Hecho en Estados Unidos, este tratamiento se desarrolló basándose en 6 años de experiencia en el uso de hilos en cirugía reconstructiva y estética. Sin embargo, en vez de usar suturas, esta nueva técnica utiliza hilos con unos conos de ácido poliláctico (completamente reabsorbible) que se introducen con una fina aguja en la piel. Gracias a dichos conos, los hilos se anclan dentro del tejido, tensándolo fácilmente y levantando los tejidos faciales para corregir el descolgamiento de la piel.

 

¿Por qué los hilos tensores se consideran un tratamiento innovador?

  • Crea un efecto lifting natural e inmediato
  • Restablece progresivamente el colágeno perdido
  • Cuenta con componentes completamente reabsorbibles
  • El procedimiento solo se alarga 30 minutos
  • Sin incisiones
  • Tiene un efecto de larga duración, de hasta 18 meses
  • Es un tratamiento a medida y diseñado para eliminar la flaccidez de varias áreas: mandíbula, cuello, pómulos y cejas.

 

Así pues, una de las grandes ventajas de esta técnica es que cuenta con el ácido poliláctico como su componente principal, un material reabsorbible que logra un resultado natural y reversible. Lo cierto es que esta sustancia lleva años empleándose en medicina: se usa en implantes y dispositivos médicos. De hecho, son diversos los estudios que han demostrado que el ácido poliláctico tiene la capacidad de generar colágeno en nuestra piel.

 

Gracias a este tratamiento, el paciente podrá reducir el estrés cutáneo y ralentizar el envejecimiento de la piel, retrasando así el reloj biológico. Se estimula la hipodermis, de forma que se produce una regeneración natural en la producción de colágeno y elastina, a la vez que acelera el metabolismo de la piel. El resultado principal es una mejora importante en la complexión y textura de la piel, dándole un aspecto más descansado.

HA LLEGADO EL MOMENTO DE SENTIRSE BIEN

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.