ELIMINAR ARRUGAS: BOTOX

 USOS:

  • Arrugas de la frente
  • Arrugas periorbiculares (“patas de gallo”)
  • Arrugas y surcos del entrecejo
  • Caída de la punta de la nariz al sonreír

 SESIONES:

Los efectos del Botox® comienzan a ser visibles en 24-48 horas y dura entre 3 y 6 meses, por lo que hay que repetir las sesiones de 2 a 3 veces al año

DURACIÓN:

20 minutos.

A los 15 – 20 dias habria que acudir a la consulta para hacer un control.

RECOMENDACIONES:

Vida normal tras la sesión. Es recomendable no hacer deporte durante el dia de la sesión y no manipular la zona tratada.

Cuanto más gesticulamos, más nos arrugamos…

 

El gran éxito de la toxina botulinica (Botox®, Disport®, Vistabel®, Azzalure®, Boccouture®…) es frenar y relajar estos movimientos tan repetitivos que hacen que parezcamos cansados o enfadados.

 

Líneas de expresión demasiado marcadas, patas de gallo y arrugas en la cara y el cuello son las consecuencias directas del envejecimiento y el paso de los años. Las imperfecciones faciales convierten nuestro rostro en un espejo de la fatiga, el estrés diario y también de la vejez. Sin embargo, la toxina botulínica es capaz de lograr una apariencia más joven y fresca en pocos días y de forma mínimamente invasiva.

 

Se trata de una proteína purificada que se inyecta en cantidades minúsculas aplicándola en determinados músculos del rostro para relajarlos, y así suavizar las arrugas existentes o prevenir la aparición de otras. Su aplicación consigue unos resultados naturales, saludables y armónicos, así como una piel distendida, tonificada y tersa. Se administra mediante microinyecciones, por lo que es un tratamiento prácticamente indoloro.

 

Para asegurar los resultados adecuados, desde Clínica Inma Costa recomendamos que en las 2 o 3 horas siguientes el paciente no permanezca tumbado y evite toda manipulación de la zona tratada. Por lo demás, después del tratamiento, puede hacer vida normal.

 

Los efectos de la toxina botulinica comienzan a ser visibles en 24-48 horas. Todo paciente deberá realizarse una visita de control dentro de los 15-20 días posteriores. Sus efectos duran entre 3 y 6 meses, por lo que hay que repetir las sesiones de 2 a 3 veces al año. Aunque los resultados no sean permanentes, a medida que avanza el tiempo y se realizan más sesiones, éstos se prolongan.

 

Gracias a la satisfacción que ha generado en miles de pacientes, el tratamiento con toxina botulínica es el procedimiento médico-estético más realizado en todo el mundo. Las inyecciones son altamente seguras, puesto que los efectos de la sustancia únicamente se manifiestan en el músculo y no afectan al sistema nervioso central o alguna otra zona del cuerpo.

HA LLEGADO EL MOMENTO DE SENTIRSE BIEN

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies